Iglesia parroquial de San Pedro Apóstol (siglo XVI-XVII)

0

Comienza su construcción en 1562, siendo su primer maestro de obras Nicolás Ribero, maestro de cantería de la fachada de la Universidad de Alcalá.

Es la edificación más antigua del pueblo, asentada en la parte más alta del mismo, desde dónde se domina y se visualiza un gran horizonte. Forma parte del patrimonio catalogado del municipio. Es un edificio BIC (Bien de Interés Cultural) con protección integral por resolución 22 de Abril de 1983. Comienza su construcción en 1562 siendo su primer maestro de obras Nicolás Ribero, maestro de cantería que entre otras obras realizo parte de la fachada de la Universidad de Alcalá en 1551 y que solapo la dirección de obras de esta iglesia con la de la Asunción de Meco. Fue acabada por Pedro Lamaza en 1677.

La construcción se caracteriza por su gran volumen, sencillez, y aspecto sólido y macizo. Consta de una única nave con tres tramos, ábside poligonal, coro alto y torre a los pies en el lado de la epístola, con atrio de ingreso en este mismo lado. La sacristía se adosa en 1596 al lado del evangelio. El edificio tiene un volumen escueto con contrafuertes en cabecera y lados, pocos vanos de forma alargada que la confieren aspecto de fortaleza. Toda la fábrica es de sillería caliza y mampostería con algo de sillería reutilizada de la antigua iglesia.

Su parte posterior está construida en cantería, con zócalos y esquinas de aparejo regular, mientras que el resto es de mampostería. Posee un pórtico, formado por tres arcos de medio punto sustentados por pilares cuadrados, accediéndose a él por una pequeña escalinata.

La torre, situada al final del lado de la epístola, consta de tres cuerpos y vanos en el campanario. La cabecera, es poligonal y junto a ella, en el lado del evangelio se adosa el pequeño edificio de la sacristía.

El interior consta de una sola nave, con tres tramos que señalan las medias columnas toscanas adosadas. Las columnas sustentan arcos de medio punto de sillares. La nave se cubre con una bóveda de aristas con decoración barroca de placas. La cabecera, también con bóveda de arista, tiene pinturas del siglo XVIII. El coro, está en alto, a los pies de la nave y es de madera con dos puntales y zapatas para su sostenimiento. Bajo la torre hay una capilla bautismal con bóveda rebajada, que contiene una pila bautismal de piedra. El suelo del templo es de madera. Otra zona interior es la sacristía, situada junto al evangelio.

Share.